Escudo de Caudete

Plaza de toros Las Arenas

Ficheros adjuntos.

Horario de monumentos 2018 (135 Kb)

La plaza de toros "Arenas de Caudete" es el más importante de los edificios que Francisco Albalat, Conde de San Carlos, construyó en Caudete. Terminada en 1910, en estilo neomudéjar, se adelantó a su época.

Esta plaza es anterior en su construcción a las plazas de toros de Albacete y "Las Ventas" de Madrid.

La plaza formaba parte de un conjunto urbanístico ideado por su promotor, que constaba de 66 casas obreras, el asilo-colegio de huerfanos de San Vicente de Paul con su capilla y un mercado de abastos. Ni el asilo ni el mercado pudieron terminarse.


De la corrida inaugural de esta plaza, el 15 de mayo de 1910, se hicieron eco los más importantes periódicos del país. Se lidiaron toros de las más afamadas ganaderías del momentos: Damián Flores y Marqués del Saltillo. El cartel inicial estaba compuesto por Ricardo Torres "Bombita" y Rafael González "Machaquito", dos afamados toreros de la época, si bien éste último, por problemas de salud, fue sustituido por Enrique Vargas "Minuto".


Estructuralmente, es una de las plazas españolas más representativas del estilo neomudéjar. Constaba originalmente de tres niveles y está bordeada por más de doscientos arcos de herradura. Fabricada en muro de mampostería y ladrillo macizo, su portada queda enmarcada por bellos bajorrelieves en piedra con motivos taurinos. Fue considerada una de las más bonitas de España y es una de las más ricamente decoradas.


La plaza presentaba en su origen un exagerado aforo de 9.421 localidades, una capacidad muy superior a la población del Caudete de aquel momento, que contaba con unos 6.000 habitantes.

Poco después de su inauguración, Francisco Albalat mandó derribar el graderío del segundo piso, desmantelando parte de la bella estructura de forja que poseía. Según las crónicas de la época, la visión del coso desde este segundo piso era reducida, y se optó por su desaparición. Con ello la plaza redujo su exagerado aforo. Las columnas y barandillas de forja fueron colocadas en otros edificios que Francisco Albalat estaba construyendo.

Con la muerte de su promotor, la plaza entra en desuso, perdiendo más tarde el entramado de forja que sustentaba los palcos y cerraba sus vanos.

Tras largos años de abandono, el edificio fue adquirido y restaurado por el Ayuntamiento en 1986. Desde entonces, se celebran aquí conciertos y espectáculos festeros veraniegos, gracias a su estupenda acústica.



Para visitar la plaza por dentro necesita concertar horario con la Oficina de Turismo: 965-828-134.

MI Ayuntamiento de Caudete - c/. Mayor , 2 - Teléfono 965 827 000 - Fax 96 582 71 52

   lector rss

contactar

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y análisis navegacion Ver política de cookies

acepto las cookies